A medida que el verano se acerca muchos empezamos a pensar en hacer un poco de bricolaje o mejoras en casa. Esto puede llegar a ser muy entretenido y gratificante, pero hay que hacerlo con cuidado si no queremos que esta bonita iniciativa acabe en desastre. Así que si te sientes productivo/a, lee antes estos seis consejos y evita problemas innecesarios:

  1. Ojo con la pintura húmeda

Imagínate la escena: acabas de pintar el recibidor y el pasillo y estás súper contento/a. Te vas a la cocina a por una taza de café y cuando sales te encuentras a tus hijos jugando alegremente por casa, obviamente rozando sin querer todas las paredes con la pintura aún húmeda – Desastre. Para evitar este problema, comprueba el tiempo de secado de la pintura que está utilizando y elige el mejor momento para hacerlo.

  1. Atrapado en la lluvia.

Las tormentas de verano alivian de las altas temperaturas en España, pero si estás en plena operación de bricolaje exterior puede llegar a ser bastante desastroso. Si estás pensando en pintar la fachada de tu casa, o estás trabajando en la decoración de artículos para tu jardín, asegúrate de revisar la previsión del tiempo. Busca una semana soleada donde no haya probabilidades de lluvia, y trabaja tranquilamente.

  1. Chapuzas

Si bien puede parecerte una gran idea arreglar el inodoro roto o reparar alguna tubería dañada tú mismo, sé consciente de que podrías causar más daños de lo que imaginas si no tienes experiencia. Además puede resultarte bastante costoso. Así que, recuerda que hay cosas que es mejor dejárselas a profesionales, si no te sientes del todo cómodo con la tarea en cuestión, busca un fontanero decente.

  1. Limpieza de Ventanas

¿Limpiar ventanas y evitar marcas de agua antiestéticas? Usa una escobilla de goma. Esta es la herramienta más útil y efectiva, por ello muchos profesionales la utilizan. Eso sí, trata de no limpiar las ventanas justo el día antes de una tormenta, esto no deja de ser un trabajo duro.

  1. Ventanas de madera podridas.

Si tus ventanas de madera se pudren lentamente, es posible que desees pensar en su sustitución. En lugar de optar por la madera de nuevo, ¿por qué no optas por una solución de bajo mantenimiento como los marcos de PVC? Estos duran mucho tiempo y te olvidarás de tener que barnizarlos o pintarlos constantemente. Eso, o aprendes a reparar madera podrida.

  1. Polvo acumulado.

Quitar el polvo es lo último que queremos hacer sobretodo después de un duro y largo día de trabajo. Pero nadie puede escaparse de ello. Cuando la luz entre por la ventana y veas el polvo acumulado encima del mueble del salón, no tendrás otro remedio que ponerte con ello. Hacerlo de forma regular te evitará panzadas de último momento cuando de repente recuerdes que tienes una visita en un par de horas 😉

Teniendo en cuenta todos estos consejos solo queda disfrutar de estos momentos hogareños, así que ¡manos a la obra!

 

 

 

Post Anterior

Alianza internacional entre World First y iProperty

Próximo Post

Esta es la historia más reciente.

Amy Candia

Amy Candia

No hay comentarios todavía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *